Cuerpo

A medida que envejecemos, la renovación celular se ralentiza y las células muertas se acumulan. El resultado es una piel opaca, gruesa y escamosa que ciertamente no te gusta.
La solución es exfoliar la piel semanalmente para que se eliminen las capas de células muertas, devolviendo así a nuestra piel un aspecto fantástico.
El aceite de oliva, junto con la sal, equilibra la grasa de la piel incluso en pieles secas o grasas.

Showing 1–9 of 21 results